miércoles, 30 de marzo de 2016

Arriesgar es vivir

Otra vez como otras tantas, no se donde estoy, y mucho menos donde me estoy metiendo ni como acabara. Tengo miedo, ese pequeño miedo que recorre mis venas habitualmente, que no sabe por donde salir ni siquiera si quiere hacerlo.
Miedo de perderte,  de que me pierdas, de que esto solo se quede en lo que es y nunca continúe, no se si es mayor mi miedo, o igual sea mayor el tuyo que el mio. Tienes miedo de intentarlo, de lo que digan o dejen de decir, de como saldrán las cosas. Pero se que algún día te arrepentirás de ese miedo que te recorre por dentro, llevo días, meses, incluso un año esperando que el miedo caiga o que tu le venzas como siempre has echo con el resto de ellos. Pero cada vez parece algo mas complicado, algo que nunca sucederá. Y ahora, ahora el miedo que tengo es de quedarme aquí que yo no pueda avanzar por que te  necesito para hacerlo, y que tu continúes avanzando. Dejando atrás cada una de nuestras cosas,  cosas que para mi son las mas preciadas. Lo intento,  lo he intentado millones de veces,  cerrar los ojos y avanzar olvidarme,  saber que estas ahí pero no de la manera que quiero y por lo tanto asumirlo para seguir adelante. Pero tu, tu sonrisa, tus caricias, tus te quieros, siempre aparecen una  y otra vez jugando me malas  pasadas que como ya he dicho no me permiten avanzar. Nunca he sabido lo que has sentido. O lo que has dejado de sentir,  por que nunca me lo has mostrado de manera clara. Yo te quiero, y lo hago como nadie mas sera capaz de hacerlo. Pero a ti eso no te importa, no lo ves o por lo menos eso es lo que parece. Tu me enseñaste que la vida sin arriesgar no es vida, con esas mismas palabras me lo dijiste a los pocos días de conocerte. Por eso te pregunto:
¿por que no pudiste arriesgar por mi?

No hay comentarios:

Publicar un comentario