lunes, 25 de enero de 2016

Invisible

el sentimiento que ayuda a...

 hacerte pequeña, tan pequeña que muchas veces no seas ni tu misma capaz de verte, tan pequeña que nadie te pueda ver, como hacerte invisible, simplemente por el echo de no estar, no estar en medio de un barullo de gente, en medio de un a clase, en medio de un problema, tan simple como no estar en medio. La pequeña sensación que te recorre el cuerpo cuando piensas, ¿Qué hubiese pasado si no hubieses estado allí? quizá las cosas son como son , por que tienen que ser así , y por algún motivo o por otro estaba, simplemente estaba frente la situación, sin querer, sin que nadie lo planeara.
Puede que mi vida, nuestras vidas, fuesen distintas, nada que ver con lo que son ahora, dependo de ti desde el momento que tu piel rozo la mía, o no , quizás sea la simple obsesión de tenerte, de sentir que alguien esta ahí, o por lo menos lo estaba.
Que de estar vacía estaba llena en cuestión de segundos, quizá solo fue la necesidad en aquel momento de tener a alguien cerca.
Tan cerca que me abalance con tantas fuerzas que fuimos capaces de caernos con todas nuestras fuerzas al suelo. y levantarnos de nuevo juntos, hasta ahora, que aprendimos que las cosas se superan juntos, no solos.
Que desde tu primera palabra sabía que iba a caer, sabia que me estaba cayendo , como si desde un rascacielos me tirase, era cosa de caer, caer y caer , no veía el suelo y no lo veré hasta tocarlo.
No es fácil de entender, en ocasiones ni yo puedo hacerlo.
Pero la sensación de las pequeñas mariposas en el cuerpo frente al demonio que en parte le invade, esa sensación capaz de secarle lagrimas y provocarlas, de la manera mas sutil para que continúe ahí.
Me necesitas, lo sabes, lo se, realmente nadie mas lo sabe, tampoco tenemos la necesidad de que así sea.
Que se que tus fuerzas, no son fuerzas como tal, es la pared, la pared de hierro que nos protege y a la vez nos une la pared que nos ayuda a tirar para delante, nuestra pared

No hay comentarios:

Publicar un comentario